Mejor mochila portabebés

Si te gusta llevar a tu bebé a cualquier parte, pero prefieres otras alternativas al clásico cochecito, quizá debas comprar la mejor mochila portabebés. Consulta la siguiente guía de compra para adquirir la mejor opción.

¿Qué debe tener una buena mochila portabebés?

Es imprescindible valorar algunos factores imprescindibles antes de elegir una opción. En los siguientes apartados te comentamos los más importantes.

¿Cuántas personas van a usar la mochila?

Si también la usará tu pareja u otros miembros de tu familia, ten en cuenta revisar los siguientes aspectos:

  • Ha de tener tiras ajustables para que la persona pueda llevar a tu bebé de forma cómoda.
  • Las tiras han de ser acolchadas para evitar rozaduras.
  • Debes comprobar el ancho del producto para que el bebé se sienta siempre seguro.
  • Comprueba el tipo de cierre de las tiras (velcro, broches, etcétera).

Si solo vas a usarla tú, es conveniente que elijas un modelo que te permita asegurar a tu bebé con el menor esfuerzo posible. Elige también el ancho de las tiras y la forma de la mochila para que te adaptes al producto desde el primer momento.

¿Para qué vas a usar la mochila?

Si solo la quieres para ir al supermercado o a dar una vuelta de forma ocasional, cualquier modelo estándar es perfecto para ti. Si eres deportista y te gusta hacer largas rutas de senderismo y tus excursiones duran varias horas, debes tener en cuenta que el material de la mochila sea transpirable para evitar que tu bebé pase demasiado calor. Además, comprueba que se pueda lavar en la lavadora fácilmente para que tu mochila esté siempre en perfecto estado.

¿Qué tipo de mochila es el más conveniente para ti?

Todo dependerá de cuándo vas a querer usarla. Hay modelos específicos para recién nacidos, otros para usarlos a partir de los seis meses y un tercer tipo para niños de hasta tres años. De ti depende o bien ir comprando un nuevo modelo cada equis tiempo, o usar la mochila solo durante unos meses.

¿Por qué el diseño es tan importante?

Porque no debes dejarte llevar por el color o el material de fabricación, sino por cómo se va a adaptar tu bebé al producto. Tu bebé podrá ir en tu espalda, de cara a ti o dándote la espalda. En todos los casos, debes tener en cuenta la ergonomía de la mochila para que tu hijo/a tenga libertad de movimientos.

Es esencial, por lo tanto, que le prestes atención a la disposición de las tiras. Podrás llevarlas en paralelo sobre tus hombros o cruzadas sobre la espalda para que repartas mejor el peso. Todo dependerá de tu envergadura y de tu resistencia al peso. Cuanto más versátil sea la mochila que compres, más opciones tendrás para encontrar la alternativa que mejor encaja con tus necesidades y características.

Resumiendo toda la información anterior, podemos concluir que la mejor opción es aquella que:

  • Te permite ajustarla en altura.
  • Garantiza que tu bebé pueda moverse libremente.
  • Está fabricada en un material resistente y transpirable.
  • Puede ajustarse fácilmente.
  • Es fácil de lavar.

Solo queda que revises la oferta disponible en el mercado hasta encontrar la mejor mochila portabebés para ti. Seguro que encuentras ese modelo que te permite llevarte a tu bebé a cualquier parte sin sentir molestias en la espalda. Un último consejo, revisa muy bien las características de cada producto y, de ir a una tienda, prueba varios modelos hasta encontrar aquel que no te moleste y que sea muy fácil de poner y de quitar. Seguro que tu bebé disfrutará al máximo explorando el mundo junto a ti.

Deja un comentario