Mejor bañera para bebés

¿Tienes pensado comprar una bañera para bebés, pero no sabes por dónde empezar? A continuación, te comentamos los aspectos más importantes para adquirir la mejor opción.

Consejos eficaces para comprar la mejor bañera para bebés

Has de tener en cuenta que es un producto que vas usar desde que nace tu bebé hasta que tenga tres años. Igualmente, hay otros aspectos imprescindibles que pasamos a comentarte.

¿Qué tipo es el más indicado para tu caso particular?

Las diversas opciones en el mercado te permiten ganar en funcionalidad. Elige entre alternativa como:

  • Una bañera adaptable. Están fabricadas con espuma antibacteriana y se pueden ajustar a cualquier grifo. Te será más fácil bañar a tu bebé al ser regulable en altura. Son perfectas para los primeros meses de vida de tu hijo/a.
  • Una bañera plegable. Las encontrarás de diversos tamaños y te serán de gran ayuda si no tienes demasiado sitio.
  • Una bañera clásica. Tienen forma de cubeta y un diseño anatómico. Los fabricantes han apostado por crear nuevos diseños y tamaños. Puede ser la opción más eficaz.
  • Una bañera con cambiador. Lo incorpora en la parte baja o lateral y suelen ser plegables e incluir ruedas. Comprar dos productos por el precio de uno te ayudará a ahorrar.
  • Una bañera hinchable. Pueden ser adecuadas para los meses más calurosos, pero ten en cuenta que has de llenarlas, volcarlas para su vaciado y colocarlas sobre una superficie estable. Te resultará muy práctica si vas de viaje, pero no para su uso diario.
  • Una hamaca. Se encaja sobre la bañera de tu baño e incorpora ventosas para fijarla. Son baratas, no ocupan espacio y sorprenden por su fiabilidad. Para tu bebé resulta tan cómoda como cualquier otro modelo.

¿Qué factores son imprescindibles para decidirte por un producto determinado?

Básicamente, son tres, pero de ti dependerá encontrar la bañera que los incluya todo según tus gustos y necesidades:

  • El material de fabricación. Ha de ser antibacteriano, higiénico y fácil de limpiar. Tampoco debe ser ni demasiado duro (en caso de accidente podrías dañar a tu bebé), ni demasiado blando (no tendría estabilidad). Busca el punto medio y no te olvides de la resistencia al uso continuado para elegir en consecuencia.
  • El tamaño. Te aconsejamos que midas el espacio en el que piensas colocarla y que revises el diámetro del producto para que puedas bañar a tu bebé sin problemas. No te preocupes, en el mercado encontrarás todo tipo de opciones.
  • La seguridad. En su etiquetado debe incluir que cumple con las normas europeas al respecto. Aunque siempre vas a tener la opción de coger a tu bebé en caso de rotura, es adecuado prevenir cualquier incidencia apostando por una bañera segura.

¿Cuál es nuestra opción favorita?

Dependerá de tu ritmo de vida. De salir a menudo de viaje, las mejores alternativas son una tipo cubeta o una hinchable. Si tienes espacio suficiente, una bañera con cambiador suele ser una inversión muy acertada ya que te permite bañar y cambiar a tu bebé en el mismo espacio.

Te recomendamos que no te fijes exclusivamente en el diseño. Lo más básico puede ofrecerte un espléndido resultado. Igualmente, adquiere un producto con un tamaño apropiado que te permita usarlo durante el máximo de tiempo posible.

En cuanto a la gama de precios, encontrarás modelos muy básicos en torno a los 30 euros. Solo tienes que revisar los consejos anteriores, revisar los factores más importantes en cada caso y adquirir la que, para ti, sea la mejor bañera para bebés. Seguro que con nuestros consejos te será mucho más fácil conseguir el objetivo de adquirir un artículo resistente, eficaz y duradero.

Deja un comentario