Extensor para sujetador

Ya sabemos que el pecho es una de las partes del cuerpo que más cambia durante el embarazo. Si te niegas a renunciar a ese sujetador que tanto te gusta o que tan confortable te resulta, un extensor para sujetador es justo lo que andas buscando.

¿Qué es un extensor para sujetador?

Este pequeño accesorio es el encargado de aportar a tus sujetadores de siempre esos centímetros de más que necesitas durante el embarazo. A grandes rasgos, logra adaptar el contorno para que te sientas totalmente cómoda en esos nueve meses en los que tu cuerpo vive miles de cambios.

Al ser idéntico al cierre habitual del sostén, resulta muy discreto. Lo encontrarás disponible en varios colores, por lo que podrás darle una nueva vida a cada una de tus prendas con independencia de si son blancas, negras, etc.

¿Cómo funciona?

Lo que hace es añadir unas filas más de ganchos y presillas para que no tengas problemas a la hora de abrocharte el cierre. Solo tendrás que coserlo en la parte posterior del sostén para que haga su función desde el primer momento. También los hay temporales, con enganches en ambas caras, que no necesitarás coser.

También resulta muy útil en casos puntuales. Por ejemplo: ¿te ha pasado que, buscando un sujetador con más contorno, la copa te quedaba demasiado grande? Seguro que, al final, tuviste que elegir entre ir demasiado apretada o demasiado suelta. Con el extensor no te verás más en estas situaciones en las que no sales ganando con ninguna opción. Elige el sujetador cuya copa mejor se adapte a tu pecho y añade los centímetros de contorno que necesites con el alargador de espalda. Una solución rápida, efectiva y reversible. Si tras el parto bajas de peso y tu contorno se reduce de nuevo, podrás seguir usando el sostén retirando el accesorio.

Olvídate de hacer grandes desembolsos en sujetadores que solo podrás utilizar durante un tiempo determinado de tu vida. No obstante, lo cierto es que tampoco viene mal tener algún sostén especial de embarazo en el cajón. Lo normal es que el pecho aumente de tamaño en los meses iniciales, pues hay un aumento de las hormonas y una acumulación de grasa mayor. Notarás el cambio de forma más evidente en las primeras ocho semanas, aunque el incremento de tamaño seguirá siendo progresivo posteriormente. Tu cuerpo se prepara para la futura lactancia, así que tendrás que tener a mano algún sujetador 100 % adaptado a tu nueva situación.

En los meses de embarazo es fundamental sentirnos a gusto con las prendas que llevamos, especialmente si hablamos de ropa interior. Con algo tan pequeño como un extensor de sujetador conseguirás encontrar la comodidad soñada sin tener que invertir cada poco tiempo en sostenes especiales que no podrás volver a usar en tu día a día.

Deja un comentario