Cinturón para embarazadas

A lo largo de los meses de embarazo, estamos seguros de que vivirás muchos momentos mágicos. Uno de ellos es observar cómo tu tripa crece poco a poco y, con ella, la vida que hay dentro de ti. La parte negativa es que el peso acumulado puede pasar factura a tu cuerpo. Sin embargo, si utilizas un cinturón para embarazadas de calidad, podrás prevenir los dolores de espalda o aliviarlos en gran medida, además de aprender a mantener una postura correcta.

Ventajas más importantes de los cinturones para embarazadas

El primer beneficio que te aportará este tipo de cinturón es el alivio de molestias, y no únicamente de espalda, como te hemos indicado. En este sentido, también descargará la tensión de tus músculos y ligamentos. Por otro lado, ascenderá la barriga y ayudará a descargar el peso sobre la pelvis y el pubis.

El mejor momento para usar este cinturón es a partir de la semana 25, ya que es cuando más se notan los cambios anatómicos. Este valioso complemento te ayudará a sobrellevarlos, además de disminuir las varices bulbares y mejorar el flujo sanguíneo. Con respecto a la postura corporal, recuerda que lo más recomendable es que lo emplees de pie y que lo limites a unas cuantas horas del día.

¿Cómo puedes elegir el tuyo?

No hay un criterio general que le sirva a todo el mundo a la hora de escoger el cinturón, puesto que eso depende de las características personales de cada embarazada. Sin embargo, sí es cierto que hay algunos elementos que hemos de tener en cuenta y que nos ayudarán a descubrir cuál es el mejor modelo.

El primero es que sea seguro, pues su principal función será protegeros tanto a ti como a tu bebé. Por lo tanto, procura que no te apriete demasiado la barriga.

Otra característica que va muy unida a la anterior es la comodidad. Al fin y al cabo, te acompañará durante los nueve meses de tu embarazo, así que solo tú podrás saber si es el cinturón más adecuado para ti.

Aunque por tu seguridad te hemos dicho que no tiene que apretarte demasiado, un cinturón cómodo tampoco debe ser muy holgado. Has de encontrar un punto medio. Por último, evita uno que se desplace continuamente, pues puede provocarte más perjuicios que beneficios.

En conclusión, un cinturón para embarazadas es uno de los principales acompañantes que tendrás durante los mejores nueve meses de tu vida. Entre sus ventajas, destacan el alivio de dolores y tensiones, la comodidad y el aumento de la sensación la seguridad. Gracias a todas estas características, recibirás esta etapa con la mayor ilusión y sin molestias musculares o tensionales. ¡No lo dudes y consigue el tuyo!

Deja un comentario