Aceite o loción antiestrías

Durante la etapa del embarazo, pueden aparecer diversas alteraciones en el organismo. Las estrías son unas de ellas. Estas marcas suponen unos de los problemas de piel más frecuentes y debes considerar que no son exclusivas de la gestación. ¿Qué te recomendamos hacer ante la aparición de las estrías? Sin duda, utilizar aceites o lociones para mitigarlas.

Loción y aceite para combatir las estrías en el embarazo

Inicialmente, debes considerar cuáles son las causas de las estrías. Mayormente, suelen ser los cambios hormonales y la predisposición genética los que te acercan a esta condición. El aumento de volumen de la piel también va a favorecer que las fibras de elastina y colágeno se deterioren. Es entonces cuando entran en juego estos productos.

Ya sea para disminuir o prevenir las estrías en el embarazo, lo ideal es escoger un producto adaptado a tu tipo de piel. Los aceites, por ejemplo, deben contener, preferentemente, ingredientes naturales para que sean más eficaces y evitar la absorción de componentes sintéticos. Un ejemplo vendría a ser el aceite de rosa mosqueta, que puede ser ideal para, aparte de aportar hidratación, regenerar favorablemente las zonas lesionadas. Además, este tipo de productos tiene la capacidad de penetrar hasta las capas más profundas de piel.

Por otro lado, es importante utilizar lociones antiestrías, pues pueden contribuir a exfoliar, regenerar la piel y sintetizar colágeno, fibras elásticas, glucosaminoglucanos y otros componentes. En sí, mejora la turgencia e hidratación de la piel y la adapta a los estiramientos. Estas lociones son muy fáciles de utilizar, pues tan solo deben aplicarse suavemente con las yemas de los dedos por la mañana y por la noche.

Hemos de destacar que algunos productos contienen vitaminas, como la A y la E, además de poderosos antioxidantes, los cuales pueden venir bien al eliminar los radicales libres que producen mayor deterioro.

¿Cómo prevenir?

A partir del segundo trimestre de gestación, es cuando puedes empezar a notar las primeras estrías, sobre todo, en la zona abdominal. Por esta razón, te conviene aplicar estos productos desde el primer momento. Los cuidados deben extenderse, tras haberr dado a luz, durante varios meses. Masajear cada cuadrante del abdomen durante unos quince minutos al día con aceites y lociones sería lo idóneo para prevenir las estrías, ya desde inicios del segundo trimestre.

Aparte de los productos que te hemos nombrado anteriormente, para cuidar la piel, debes limpiarla al menos dos veces al día y considerar utilizar un protector solar de alto índice de protección, sobre todo, en las estaciones con una mayor exposición solar.

Recuerda que, para prevenir las estrías, necesitas también cuidar tu alimentación. El ejercicio, además, puede ser un buen complemento de tus tratamientos dermatológicos, pues su realización contribuye a sintetizar más colágeno. Te aconsejamos, en caso de duda, consultar con profesionales.

Deja un comentario