Embarazo ectópico

Embarazo ectópico

Se conoce como embarazo ectópico o extrauterino a aquel que se da fuera del útero. En un proceso gestacional normal, una vez el óvulo es fecundado desciende por las Trompas de Falopio hasta el útero, donde se implanta para dar inicio a su desarrollo. Sin embargo, en el caso de un embarazo ectópico el óvulo fecundado se implanta en las trompas de Falopio.

Aunque a lo largo de la historia se han registrado algunos casos de bebés completamente sanos que han nacido tras un embarazo ectópico, se trata de casos aislados; la gran mayoría de las mujeres sufren una pérdida gestacional durante el primer trimestre.

Respecto a la frecuencia con que se da un embarazo ectópico, en España el porcentaje es del dos por cienrto sobre el total de gestaciones. Merece la pena destacar que es una situación de grave riesgo para la mujeres, por lo que es esencial saber detectar las primeras señales de alarma y acudir inmediatamente al médico

Causas

No se conocen las causas exactas que dan lugar a un embarazo extrauterino. No obstante, existen una serie de factores de riesgo a los que hay que prestar atención.

Por un lado la edad, teniendo en cuenta que la gran mayoría de embarazos de este tipo tienen lugar en mujeres de más de 35 años. Por otro lado, la cirugía tubárica, o ligadura de trompas; aquellas mujeres que se han realizado una cirugía de recanalización tubárica para poder volver a quedar embarazadas tienen mayores probabilidades de una gestación fuera del útera.

Además, un embarazo ectópico previo también es un gran factor de riesgo; las probabilidades de tener otra gestación en la Trompa de Falopio aumenta hasta en un 25%.

También el DIU como método anticonceptivo es un factor a valorar. Aquellas mujeres portadoras del dispositivo intrauterino que han quedado embarazadas, el riesgo de que dicha gestación se de fuera del útero es alto.

Y, por último, el tabaquismo. Aquellas mujeres fumadoras tienen un 50% más de probabilidades de sufrir un embarazo ectópico que aquellas que no fuman.

Síntomas del embarazo ectópico

Este es el punto más importante a valorar de todos ya que, tal y como hemos señalado, un embarazo ectópico pone en serio riesgo la salud de la madre. Algunos de los síntomas coinciden con los de un proceso gestional normal; fatiga, cansancio, náuseas…

Sólo el 50% de las mujeres presenta algún tipo de signo que le hace ver que algo no va bien. Es por esta razón por la que resulta tan importante realizar una ecografía temporana para comprobar el lugar en el que está ubicado el embrión.

A continuación explicamos cuáles son algunas de las señales de alarma que se dan con mayor frecuencia.

  • Dolor: uno de los síntomas más habituales del embarazo ectópico es el dolor, el cual tiene lugar en la parte baja del abdomen, generalmente en uno de los lados. El dolor aumenta de intensidad al realizar determinados movimientos, así como al orinar. Si el feto crece dentro de la Trompa de Falopio, ésta puede romperse, dando así lugar a un dolor muy agudo y constante en el tiempo, el cual se difumina por toda la pelvis.
  • Pérdidas vaginales: otra de las señales de alarma que pueden alertar de un embarazo fuera del útero son las pérdidas vaginales de color pardo. No obstante, este es un síntoma que también presentan algunas mujeres con procesos de gestación completamente normales; es lo que se conoce como sangrado de implantación y se da cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero.
  • Lumbago: el dolor de lumbago, localizado en la parte inferior de la espalda, es otro síntoma habitual en una gestación extrauterina.
  • Debilidad: la gran mayoría de las mujeres embarazadas sienten debilidad y cansancio durante el embarazo. Sin embargo, esta sensación es mayor en el caso de una gestación en la Trompa de Falopio. Si esta llega a romperse, pueden aparecer otras señales como pulso rápido y piel fría y húmeda.

¿La prueba de embarazo da positivo?

Una de las grandes dudas en relación a la gestación extrauterina tiene que ver con la prueba de embarazo casera. Pues bien, en la gran mayoría de los casos da un resultado positivo ya que se elevan los niveles de la denominada hormona gonadotropina coriónica (HCG). Sin embargo, se trata de un falso positivo.

Ecografía de embarazo

Si los niveles de esta hormona se sitúan por encima de 1500 mUI/mL entre la tercera y cuarta semana, y no se visualiza el embrión en el útero, el médico puede confirmar el diagnóstico de embarazo ectópico.

Diagnóstico y tratamiento

Resulta complicado establecer el diagnóstico de un embarazo de este tipo únicamente por los síntomas. El diagnóstico en cuestión se determina después de un examen ginecológico exhaustivo y una ecografía trasvaginal. Cuando los niveles de la hormona del embarazo son elevados y no hay embrión en el útero, el médico puede prácticamente afirmar que se trata de un embarazo extrauterino.

Durante las primeras semanas de gestación no resulta sencillo determinar la ubicación del embrión, por lo que en ocasiones es necesario esperar unos días para establecer un diagnóstico certero.

Respecto al tratamiento, prácticamente ningún embarazo cuyo embrión esté ubicado en la Trompa de Falopio puede seguir adelante. El tratamiento precoz es indispensable ya que si el embrión crece hasta el punto de romper la Trompa, el riesgo de muerte de la madre es muy alto. Existen dos tipos de tratamientos.

  • Medicamentoso: cuando el embarazo ectópico es detectado de forma temprana, el médico puede prescibir una serie de medicamentos para evitar que el embrión s desarrolle; generalmente, este tipo de medicamentos se administran por vía intramuscular. Para poder tratar la gestación extrauterina mediante medicamentos es condición indispensable que el embrión tenga menos de 4 centímetros, que no haya ningún tipo de latido cardíaco en el feto y beta hCG con valor de menos de 5.000 mUI / mL.
  • Cirugía: este es el tratamiento que se da en la gran mayoría de los casos en los que el embrión está mal implementado. La cirugía indicada es la laparoscopia para eliminar el embrión y reparar el área de la Trompa de Falopio.

Posibles complicaciones y riesgos

El mayor riesgo que se da en relación al embarazo ectópico es que no se detecte a tiempo, de forma que el embrión crezca y acabe por romper la Trompa de Falopio. La tasa de supervivencia es muy elevada: 99,9%.

El pronósitco en la gran mayoría de embarazos ectópicos es favorable para la mujer. Aquellas que han sufrido una gestación de este tipo tienen hasta un 25% más de probabilidades de que ésta se repita, pero esto no significa que no puedan tener una gestación normal y un bebé completamente sano. Incluso en aquellos casos en los que el tratamiento del embarazo extrauterino pasa por extirpar la Trompa de Falopio afectada, la mujer tiene las mismas probabilidades de quedar embarazada en un futuro que aquellas que conservan ambas Trompas.

Embarazo ectópico
Valora este artículo