Depresión postparto

Depresión postparto

La depresión postparto es un tema tabú, del que muy pocas personas se atreven a hablar, pero que en cambio se da con muchísima frecuencia. Se trata de la cara más amarga de la maternidad. Tras dar a luz, algunas mujeres se ven inmersas en un bucle de sentimientos negativos que le pueden hacer incluso rechazar al propio bebé.

¿Que és y cuáles son las causas?

Se conoce como depresión posparto a una enfermedad mental que se da en los doce primeros meses tras el parto; en la gran mayoría de los casos, la depresión se da a partir del tercer mes del nacimiento del bebé, aunque también hay madres que comienzan con los síntomas inmediatamente después de dar a luz.

Sobre su causa, lo cierto es que hasta el momento se desconoce. Los expertos señalan que esta afección puede deberse en parte a factores genéticos, así como a los cambios hormonales propios de la gestación, el parto y la lactancia.

Claro que los factores socioculturales también tiene un gran peso en el desarrollo de una depresión de este tipo. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de madres viven un aislamiento prácticamente continuado durante los primeros meses de vida de sus hijos; además, se encuentran con feandes dificultades en el ámbito profesional y están sometidas a una gran presión social respecto al estereotipo de lo que debe ser una buena madre. Un amplio abanico de factores que hacen que la maternidad se convierta en una carrera de obstáculos que puede dar lugar a una depresión de mayor o menor intensidad.

Determinadas complicaciones médicas durante el parto, como por ejemplo el parto prematuro o que el bebé presente algún tipo de problema médico también pueden dar lugar a esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión postparto?

Hay una serie de síntomas propios de esta enfermedad. En primer lugar, es habitual que la mujer se sienta triste y vacía; el sentimiento de desesperanza también es muy habitual. En ocasiones, la madre puede verse abrumada; sentir que es incapaz de llegar a todas las cosas que debe hacer.

En segundo lugar, llorar más frecuentemente de lo habitual y sin motivo aparente también es un claro indicativo de que algo no va bien. Además, la madre se preocupa en exceso por su bebé; tiene una actitud ansiosa y nerviosa con respecto a su cuidado.

En tercer lugar, la mujeres puede dormir en exceso, o, por el contrario, padecer insomnio. También es habitual tener problemas tanto de concentración como de atención.

En cuarto lugar, en relación con el bebé, la depresión postparto hace que sea muy difícil crear un vínculo emocional con él. La madre siente que es incapaz de proporcionarle los cuidados que necesita.

Y, en quinto y último lugar, más allá de los síntomas emocionales, este tipo de depresión también puede desencadenar dolores y determinadas molestias físicas, como dolores de cabeza o musculares.

Síntomas de la depresión postparto

Tratamiento

Únicamente un psiquiatra puede diagnosticar la depresión postparto y aplicar el tratamiento que considere más oportuno. Existen diferentes opciones de tratamiento, las cuales se dividen en dos grandes grupos.

  • Terapia: generalmente, el médico opta por aplicar una terapia cognitiva-conductual con el objetivo de ayudar a la mujer a reconocer y cambiar sus pensamientos y actitudes negativas. También resulta útil la conocida como terapia interpersonal; ayuda a la mujer a comprender su situación actual y cómo afrontarla.
  • Medicamentos: los medicamentos antidepresivos actúan sobre las sustancias químicas del cerebro que intervienen en el estado de ánimo.

En la gran mayoría de los casos el psiquiatra opta por combinar ambos tratamientos para obtener unos resultados más satisfactorios.

Si no se aplica el tratamiento adecuado, la depresión postparto puede prolongarse varios meses e incluso años. Además de afectar a la salud tanto física como mental de la madre, puede perjudicar de forma notable a su capacidad para relacionarse y cuidar de su bebé.

Depresión postparto y tristeza postparto

La depresión postparto y la tristeza tras el nacimiento del bebé son dos conceptos que se confunden con muchísimas frecuencia, pero que son completamente diferentes.

La tristeza postparto podemos definirla como un conjunto de sentimientos de preocupación, tristeza y fatiga que experimentan una gran cantidad de mujeres después de dar a luz. Lo cierto es que los bebés requieren de grandes cuidados durante sus primeros meses de vida, por lo que es completamente normal que las mujeres estén preocupadas o incluso se sientan cansadas.

Se estima que la tristeza postparto afecta a un 80% de las madres. Generalmente, los sentimientos de tristeza son leves y no van más allá de un par de semanas. Una vez transcurrido este tiempo, desaparecen por sí solos.

La depresión postparto es distinta ya que esos sentimientos de tristeza y ansiedad son muchísimo más extremos, pudiendo incluso a afectar a la capacidad que tienen las mujeres para cuidar de sí mismas y de la familia. Los síntomas en la gran mayoría de los casos son graves y requieren de trayamiento médico.

Cerca del 15% de las mujeres sufren esta enfermedad.

Consejos para superar una depresión postparto

Tal y como hemos señalado, ante esta enfermedad es esencial ponerse en manos de un médico para que diagnostique la afección y determine el tratamiento oportuno. Además, hay una serie de tips que conviene tener en cuenta para superar la depresión.

  • Es muy importante hablar de los sentimientos tanto positivos como negativos con las personas cercanas.
  • Por supuesto, es esencial mantener el contacto y pasar tiempo con familiares y amigos.
  • Siempre que sea posible, es aconsejable salir al aire libre. Incluso al bebé recién nacido puede beneficiarle un paseo por el campo.
  • Hablar con otras madres con las que compartir las experiencias también es una muy buena opción.
Depresión postparto
Valora este artículo