10 alimentos prohibidos en el embarazo

10 alimentos prohibidos en el embarazo

Sin lugar a dudas, el embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer. Es esencial que ésta se cuide lo máximo posible para favorecer el desarrollo y el crecimiento del feto. Un punto especialmente crítico es la alimentación. Existen una serie de alimentos totalmente prohibidos en el embarazo, que conviene evitar durante el proceso de gestación.

Algunos de ellos como el alcohol se deben eliminar de raíz desde el comienzo del embarazo. Otros como el pescado por ejemplo se pueden consumir, siempre y cuando se preste una especial atención a su preparación.

A continuación te contamos cuáles son los alimentos más perjudiciales en el embarazo.

Carne procesada

Este tipo de carne puede contener el conocido como parásito Toxoplasma, el cual puede generar graves problemas oculares en los bebés, así como dañar su sistema nervioso central.

Por lo tanto, a la hora de tomar cualquier tipo de embutido en el embarazo, es importante hacerlo siempre y cuando se caliente hasta que salga vapor. En cuanto a la carne procesada, como hamburguesas o carne picada, es esencial que esté completamente cocida.

Pescados expuestos a mercurio

Hay determinados tipos de pescado que pueden contener grandes cantidades de mercurio, como el atún, la caballa o el pez espada, entre otros. El consumo materno de este tipo de alimentos puede causar graves trastornos en el bebé: daños en el cerebro y en el sistema nervioso que perjudican a las aptitudes motoras y espacio-visuales.

Brotes crudos

Alimentos prohibidos: brotes crudos

Actualmente, los brotes crudos, como por ejemplo, los de soja, son unos de los alimentos tendencia. No obstante, pueden resultar peligrosos durante el embarazo si no se consumen correctamente. Y es que los brotes crudos pueden contener determinados tipos de bacterias como la Salmonella.

Es importante tener en cuenta que con lavar y aclarar estos vegetales no es ni muchísimo menos suficiente para eliminar los microorganismos patógenos ya que éstos se alojan en sus semillas. Una forma segura de consumir brotes crudos es cocerlos.

Vísceras

Las vísceras son uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes; por ejemplo, el hígado de tenera es muy rico en vitamina B, esencial para el buen funcionamiento de la sangre ya que participa en la producción de glóbulos blancos. También tiene un alto contenido en vitamina A y cobre.

En el caso de una mujer embarazada, un contenido demasiado elevado de vitamina A y cobre puede resultar muy peligroso, pudiendo provocar malformaciones en el feto. Durante el proceso de gestación lo más recomendable es limitar el consumo de vísceras a una vez cada dos semanas.

Alcohol

Alcohol y embarazo

Por supuesto, el alcohol está totalmente prohibido durante el embarazo. Cuando una mujer embarazada toma esta bebida, puede alcanza al feto, generando un amplio abanico de problemas tanto para la madre como para el bebé: aumenta de forma considerable el riesgo de aborto y de paro prematuro y puede provocar lo que se conoce como síndrome alcohólico fetal.

Se trata de un trastorno que adquiere el feto y que incluye una gran selección de síntomas de gravedad: retraso mental, deformaciones en el rostro y en el cuerpo, problemas emocionales y enfermedades cardiacas.

Huevos crudos

Los huevos crudos tampoco son un alimento recomendable en mujeres embarazadas porque el riesgo de infección por Salmonella es muy alto. En caso de que la madre se infecte de salmonelosis, el riesgo de parto prematuro aumenta de forma notable.

Hay una gran variedad de alimentos que contienen huevos crudos y con los que hay que tener especial cuidado: mayonesa casera, salsas de ensaladas, huevos escalfados…

Bebidas con cafeína

Las bebidas con cafeína pueden resultar peligrosas durante el embarazo; es una sustancia psicoactiva se absorbe muy rápidamente por parte del organismo, y las probabilidades de que alcance al feto son muy altas.

Varios estudios han demostrado que tomar cafeína en grandes cantidades puede aumentar el riesgo de aborto, así como de parto prematuro. Además, consumir cafeína en exceso durante el embarazo puede perjudicar el crecimiento del feto, causando una mayor incidencia de bajo peso al nacer, lo cual aumenta el riesgo de aparición de determinadas enfermedades crónicas en la edad adulta.

Vegetales crudos

Consumir verduras bien lavadas es esencial para todo el mundo, pero muy especialmente para una mujer embarazada. Determinadas bacterias, como la Salmonella o la Listeria, entre otras, además de algunos parásitos como el Toxoplasma, pueden estar presentes en la piel de los vegetales crudos.

Este tipo de patógenos pueden infectar a la madre y llegar al bebé, quien puede presentar una serie de síntomas tanto en su nacimiento como en su vida adulta.

Pescado o marisco crudo

El sushi está prohibido en el embarazo

Una mujer embarazada no debe consumir pescado o marisco sin cocinar. Hay que tener en cuenta que este tipo de alimentos contienen anisakis. Por lo tanto, queda totalmente prohibido tomarlos fuera de casa. Desde el año 2006 la ley obliga a congelar el pescado antes de preparar platos como el sushi, pero nunca se puede tener la garantía al 100% de que esto se cumple.

A la hora de consumir pescado crudo en casa, hay que tener especial cuidado; debe haber estado congelado durante al menos 48 horas. Si el pescado o el marisco se van a cocinar no hay ningún problema porque el calor elimina este parásito.

Productos lácteos frescos

Determinados alimentos lácteos frescos, como la leche o el queso, pueden contener una serie de microorganismos potencialmente peligrosos para el feto, como la Salmonella o la Listeria.

La mejor forma de acabar con estos microorganismo es a través de la pasteurización. Por lo tanto, una mujer embarazada debe asegurarse siempre que los productos lácteos que consume estén pasteurizados.

10 alimentos prohibidos en el embarazo
5 (100%) 1 voto